Si me oyeran decir…

Si me oyeran decir “No podría trabajar en otro lugar que no sea café…” les mentiría. La pasión por el café muchas veces se confunde con trabajo duro y dedicación.

Pero no les mentiría si les digo que me siento muy afortunado de esta oportunidad que me brinda la vida de haber crecido entre cafetales y cafetaleros. Hablando y respirando todo el santo día sobre café. Haber sido entrenado toda mi vida para lo que hago hoy. Muy bendecido.

La historia de mi familia es una historia que debe ser conocida. Y ese cuento debe de ser revelada por los miembros de la misma, no por otros. Porque si eso sucede, alguien está haciendo el trabajo por nosotros. Y eso no vale. El guion de esta novela no debe ser manoseado.

Lo más importante que hemos hecho, no es lo que hemos hecho hasta hoy, si no, lo que está por hacerse!mvargas beneficiadora santa eduviges

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s