La sorpresa detrás del Inventario de Flora

Image

La mayoría de visitas nacionales y extranjeras, agrónomos, biólogos, auditores, servidores sociales, especialistas en salud ocupacional, hasta personas no afines a la caficultura, no más entrando a la finca sale el comentario acerca la belleza escénica y paisajismo de La Hilda. Una finca de café convertida en un agro ecosistema sostenible y productivo.

Y es la verdad.

Por años hemos cumplido con la norma de la Red de la Agricultura Sostenible (RAS)  con el capítulo de Protección de Vida Silvestre con una lista de árboles que conocemos tener hasta “ese” momento, alrededor de 100 especies. Los auditores salen sorprendidos de ese balance inconsciente entre protección y producción.

Y es la verdad.

Para este año se presupuestó la contratación de un biólogo para realizar un inventario con la flora arbórea y arbustiva en la zona de producción, zona de protección, zona de conservación y zonas verdes de la propiedad. Y así fue. Se finalizó luego de 6 días de campo, 6 de identificación en el herbario de la Museo Nacional (de Costa Rica) y otros documentando el trabajo realizado.

Para qué diablos una finca cafetalera de Costa Rica, en épocas de precios bajos de café, se le ocurre “gastar” sus recursos en “bobadas” pudiendo invertir en el cultivo, infraestructura, investigación, en el carro cero kilómetros… ¡qué sé yo! ¿Para qué? Pues para esto: se registraron 76 familias, 219 géneros y 306 especies en Hacienda La Hilda.

Es decir, las 498 hectáreas de Hacienda La Hilda poseen más diversidad en árboles que la Reserva Calakmul en Campeche, México de 1,485 hectáreas; que el Centro de Conservación de Santa Ana –una de las más “manoseadas” por estudiantes de biología del país, que ostenta con poco más de 300; con la mitad de las 160,00 hectáreas de la Península de Osa, la región con la mayor diversidad del país más diverso del mundo; y cerca de las 500 especies que conservan las 45500 hectáreas del Parque Nacional Corcovado. Aclaro, esto no es un concurso, esto es perennidad.

La diversidad es el carburante que mueve la dinámica de cualquier ecosistema.

Y esa… es la verdad.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Dorila VCh dice:

    Felicidades por ese esfuerzo!

  2. Katherine Mena dice:

    Woooow mis mas sinceras felicitaciones para toda la familia Vargar y sus colaboradores en Hacienda La Hilda por su visión de trabajo y todo lo que han logrado con el paso de los años. Esta info es digna de compartirse…

  3. Daniela Franceschi dice:

    Excelente! Es importante el reconocimiento del patrimonio natural que se encuentra a nuestros alrededores, para así conservarlo y cuidarlo.🙂 Saludos!

  4. Moreira Meléndez Efraím. dice:

    Muy interesante Mariano, como persona, representante de la Fundación Kar & Car, miembro de la comisión de ambiente de la comunidad y otros; mis felicitaciones a su persona y a la empresa Hacienda La Hilda. A continuar en esta lucha por el bien de todo ser viviente. Un pulmón más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s